Día 13: El Bypass fue un invento argentino

Ver más

Argentina revivió, agonizó y volvió a revivir. Croacia evaporó los sueños de Islandia. Francia y Dinamarca pasaron fácil de ronda.

2 🇦🇷🏆🇳🇬 1

Rojo el 16

En el año 2001, en tiempos de cacerolas y presidentes yéndose en helicóptero en Argentina, este país y Nigeria competían por el primer lugar del ranking en la tabla internacional del “Riesgo país”: la estadística que le muestra a los inversores cuál es el riesgo de invertir en cada nación sus capitales. Argentina y Nigeria eran los dos países más peligrosos para el capital. Y sus economías, claro, estaban en riesgo. Pero algo inexplicable pasó en Argentina tras sufrir mucho . Y el país, a diferencia de Nigeria, resucitó. Los argentinos tenemos crisis políticas cada diez años. Quizás se juega al fútbol como se hace política, con un principio vital del que carecen los nigerianos: los argentinos no podemos triunfar sin coquetear con el fracaso.

Nigeria llegaba arriba y Argentina abajo a este partido. Pero el primer tiempo mostró lo que en los papeles se esperaba antes de empezar el Mundial: una albiceleste dominando, veloz, presionando y ganando con un Messi inquieto. El crack del Barcelona se despertó antes de que sea tarde y aprovechó un pase exquisito de Banega para clavar el 1-0. Pudo haber sido 2-0 tras un tiro libre que La Pulga estrelló en un palo. Argentina mereció irse ganando por más y llevarse la clasificación en el bolsillo al entretiempo, pero no pudo aumentar la cuenta.

El segundo tiempo comenzó con una Nigeria lanzanda aunque sin un juego demasiado organizado. Si Argentina aguantaba el temporal, podía volver a dominar. Pero a los 4 minutos el árbitro y el VAR decidieron dar un penal cobrable pero que normalmente no se cobra tras un forcejeo entre Mascherano y el 6 de Nigeria, Balogun. 0-1. Lo convirtió Moses, que no le pesó la presión. Presion es salir, como en su caso, de Nigeria perseguido por Boko Haram.

Los argentinos tardaron 10 minutos en reacomodarse y la última media hora consistió en ir a buscar la heroica. Sampaolí leyó otra vez mal el partido. Tardó demasiado en aprovechar la banda derecha con Enzo Perez en cancha. Recién tras el gol de Nigeria entró Pavon por ese sector. Y luego, el técnico, en vez de tirar en la cancha jugadores generadores de juego, creativos, que puedan romper la doble muralla que había montado Nigeria -con dos líneas de cuatro jugadores- puso a Meza -que llega al Mundial a aprender- cuando se necesitaba un aprendido. Y luego entró Agüero: sirvió para multiplicar las referencias en el área. Argentina desaprovecha recursos: sin jugar un minuto quedaron Dybala o Lo Celso.

El contexto era el de siempre: Mascherano (“soy un soldado que va a la guerra” había dicho en la semana) ensangrentado, Maradona fuera de sí en el palco, 40 millones sufriendo en su casa. Messi contra todos.

El sueño argentino se diluía. Era la peor participación en la historia de los mundiales para esta selección. El “riesgo país” del fútbol estaba al tope. Macri se preguntaba si frenaba el proyecto de reforma laboral. Pero en la ex Unión Soviética siempre hay un Rojo que te puede hacer ganar. En una combinación poética entre el capitalismo y el comunismo, un tal Mercado centró y un Rojo marcó. En el país de los delanteros (Messi, Aguero, Higuain, Dybala, Icardi, Correa y tantos más) fueron dos defensores los que definieron la clasificación.

Argentina hizo un bypass: Rojo fue una arteria de abajo útil para destapar la obstrucción de arriba. El primer cirujano en utilizar un by-pass coronario fue René Favoloro, un argentino, ahora entendemos por qué.

Empieza otro Mundial. Se viene Francia el sábado: duelo de campeones del mundo. En el mano a mano todo cambia. La historia (de Argentina) está llena de antecedentes de enviones anímicos para salir del fondo y terminar en la cima.

2 🇭🇷🏆🇮🇸 1

El final del sueño vikingo

Croacia viene haciendo el Mundial soñado: 3 jugados, 3 ganados. Y ganados cómodos. Son, junto a Bélgica, de los mejores equipos de este torneo.

Del otro lado, la ilusión de estos 23 islandeses que se dedican a otra cosa y como hobby juegan Mundiales. Si Islandia ganaba, a la Argentina no le hubiera alcanzado el 2-1 y hubieran pasado los vikingos. Pero salir a buscar un partido es demasiado para los islandeses que están preparados para aguantar y salir de contra. Cuando atacan se desarman. Se marchan con la admiración de muchos pero sin ganar un solo partido. La selección del país menos poblado que ha ganado un partido mundialista sigue siendo Paraguay (cuando en 1930 tenía solamente un millón de habitantes).

Croacia ahora deberá demostrar que es candidato en serio: su primera prueba, Dinamarca, no será tan accesible.

0 🇫🇷🏆🇩🇰 0

Catenaccio francés

El primer 0-0 del Mundial. Todos los partidos venían siendo intensos pero en este le bajaron la música. Nunca son buenas las crónicas de los 0-0 . En Tenis al 00 le dicen “love” por la forma acorazonada de los ceros juntos. Pero en fútbol no hay nada de amor en empatar sin goles y más cuando le conviene a todos los que son parte de semejante bodrio. En Francia empate se dice “nul” (nulo) y eso fue exactamente el match entre daneses y franceses hoy. Un pacto de no agresión.

La valla de Lloris en Francia termina invicta en la primera ronda. Cuando eso sucede no es solo el portero el responsable sino todo el sistema defensivo. Francia ha ganado el grupo de atrás para adelante, pero bastante más atrás que adelante. Es como si el espíritu del “catenaccio” italiano que quedó vacante tras la ausencia de la azurra lo haya absorbido su vecino francés. Francia perdió solo un partido de los últimos trece que jugó. Pero el partido que sigue no es un partido más: cada vez que chocan campeones del mundo en rondas definitorias, las estadísticas previas son anecdóticas y es otro cantar.

Dinamarca tendrá un partido muy complicado frente a Croacia, donde el rival parte como candidato. Pero de la mano de Erikssen puede tranquilamente dar la sorpresa si aprovecha los espacios que siempre deja el ofensivo equipo croata.

Francia ya prepara el partido con Argentina: Macron fue a ver al Papa.

2 🇵🇪🏆🇦🇺 1
Antes de decir adiós

¿Cómo se hace cuando se sabe que todo terminó? ¿Cómo se juega? La transición entre saber que se perdió y retirarse definitivamente puede afrontarse con desánimo, con actitud de qué-más-da. Pero para Perú este partido no era esperar la hora del vuelo de regreso a casa nada más, era también la oportunidad de hacer algo, de dejar algo, antes de marcharse. Y los peruanos, frente a Australia, justificaron el viaje. No cumplieron su objetivo pero se trajeron un souvenir.

Perú no tuvo lo que tuvo en los partidos previos: ni presión, ni ansiedad. Y tuvo lo que no había tenido antes, lo más importante en este juego: gol. Metió dos pero podrían haber sido 3 o 4.

Australia tenía que salir a ganar y esperar que Dinamarca pierda. A priori parecía posible: su rival Perú ya estaba eliminado y Dinamarca se la veía con el cabeza de serie Francia. Pero Perú salió a ganarle con paciencia, antes de decir adiós. Y fue demasiado para los canguros.