Engañar a la muerte y vivir para monstrear