La discusión es el cómo