Cultura “Bio” como resistencia política en Francia