Un encuentro feminista que cambió la historia