Este es el diario de una Instax en un caracol zapatista. Una cámara que durante cuatro días retrató la utopia: una aldea concebida por mujeres. Convocadas por el EZLN, más de 6 mil llegaron hasta el caracol Morelia, en la Zona Tzots Choj, Chiapas, México.

♀♀♀

Este 8 de marzo de 2018, Día Internacional de la Mujer, quizá no se registre en la Historia oficial, sino en esa otra Historia morena e insurgente. Las zapatistas, mujeres indígenas y rurales que habitan las entrañas chiapanecas, recibieron y agradecieron a las visitantes por sus “oídos, sus miradas, sus palabras, sus talleres, sus pláticas, su arte, sus videos, sus músicas, sus poesías, sus cuentos, sus teatros, sus danzas y bailas, sus pinturas, sus cosas raras que ni sabíamos qué son, y todo lo que nos trajeron para que nosotras conocemos y aprendemos de sus luchas”.

Una de esas cosas raras fue una cámara instantánea Instax Mini 8. Como allí todo era intercambio, el acuerdo consistió en retratarlas, regarles una foto para su recuerdo personal y hacer otra para este registro.

Cuando apreté el flash, lo que vino después fue magia: apareció el papel y la imagen en blanco se transformó en paisaje, en rostros, en un espejo. Gritaron de felicidad y de impresión. Les hicieron fotos con sus smartphones. Las guardaron en los bolsillos de sus delantales de colores, mientras sus ojos sonrientes se asomaban por sus pasamontañas.

Esta es una bitácora de viaje contada en fotos instantáneas.

Día 1. Nosotras nacimos de la noche, en ella vivimos

Día 1. Nosotras nacimos de la noche, en ella vivimos

 

Día 2. "Ustedes pueden andar donde quieran. Pueden salir o entrar las veces que quieran, sólo necesitan el gafete y ya. Pero los hombres no pueden entrar hasta que se acabe nuestro encuentro".

Día 2. “Ustedes pueden andar donde quieran. Pueden salir o entrar las veces que quieran, sólo necesitan el gafete y ya. Pero los hombres no pueden entrar hasta que se acabe nuestro encuentro”.

 

Día 2. 605 mujeres se registraron al encuentro. Llegaron más de 7 mil, se hablaron más de 10 idiomas, varias lenguas y más de 30 países dijeron ¡presente!

Día 2. 605 mujeres se registraron al encuentro. Llegaron más de 7 mil, se hablaron más de 10 idiomas, varias lenguas y más de 30 países dijeron ¡presente!

 

Día 2. La insurgenta Érika dio el mensaje de bienvenida en nombre de los 5 caracoles que convocaron al encuentro.

Día 2. La insurgenta Érika dio el mensaje de bienvenida en nombre de los 5 caracoles que convocaron al encuentro.

 

 

Día 2: "Para nosotras como mujeres zapatistas es un orgullo muy grande estar aquí con ustedes y les damos las gracias porque nos dieron un espacio para compartir con ustedes nuestras palabras de lucha como mujeres zapatistas que somos".

Día 2. “Para nosotras como mujeres zapatistas es un orgullo muy grande estar aquí con ustedes y les damos las gracias porque nos dieron un espacio para compartir con ustedes nuestras palabras de lucha como mujeres zapatistas que somos”.

Día 2: En la primera jornada de actividades, las anfitrionas fueron las protagonistas. Jugaron partidos de fútbol, basquet, interpretaron obras, bailes y música.

Día 2. En la primera jornada de actividades, las anfitrionas fueron las protagonistas. Jugaron partidos de fútbol, basquet, interpretaron obras, bailes y música.

Día 2: Pero la luz será mañana para los más, para todas aquellos que hoy lloran la noche, para quienes se niega el día. Para todas la luz. Para todas todo.

Día 2. Pero la luz será mañana para los más, para todas aquellos que hoy lloran la noche, para quienes se niega el día. Para todas la luz. Para todas todo.

 

Día 3: "Vivimos en estas montañas, las montañas del Sureste mexicano. Aquí nacimos, aquí crecimos, aquí luchamos, aquí morimos".

Día 3. “Vivimos en estas montañas, las montañas del Sureste mexicano. Aquí nacimos, aquí crecimos, aquí luchamos, aquí morimos”.

 

Día 3. Al tercer día las participantes provenientes de todo el mundo, y todos los mundos, ofrecieron talleres sobre diversos temas de género, auto cuidados, salud, lúdicos o charlas contando sus realidades.

Día 3. Al tercer día las participantes provenientes de todo el mundo, y todos los mundos, ofrecieron talleres sobre diversos temas de género, auto cuidados, salud, lúdicos o charlas contando sus realidades.

Día 3: Las zapatistas terminaron sus tareas del desayuno y se sumaron a las actividades durante todo el día. Tomaron notas, preguntaron, opinaron y se mezclaron.

Día 3. Las zapatistas terminaron sus tareas del desayuno y se sumaron a las actividades durante todo el día. Tomaron notas, preguntaron, opinaron y se mezclaron.

 

Día 3: Las zapatistas terminaron sus tareas del desayuno y se sumaron a las actividades durante todo el día. Tomaron notas, preguntaron, opinaron y se mezclaron.

Día 4. Maira, Eloína y Hanna. Tímidas y risueñas, venden palomitas a 3 pesos la bolsa.

 

Día 4: Mesa de críticas a las zapatistas. "De lo que miremos y escuchemos, sabremos tomar lo que nos ayude a nuestra lucha como mujeres zapatistas que somos. Y lo que no, pues no".

Día 4. Mesa de críticas a las zapatistas. “De lo que miremos y escuchemos, sabremos tomar lo que nos ayude a nuestra lucha como mujeres zapatistas que somos. Y lo que no, pues no”.

 

Día 4: "Decimos que somos mujeres y además que somos mujeres que luchan. Entonces somos diferentes pero somos iguales...Cada quien, según es su modo, su tiempo su lugar, ahí lucha o sea que se rebela, se encabrona pues y hacer algo".

Día 4. “Decimos que somos mujeres y además que somos mujeres que luchan. Entonces somos diferentes pero somos iguales…Cada quien, según es su modo, su tiempo su lugar, ahí lucha o sea que se rebela, se encabrona pues y hacer algo”.

 

Día 4. "Aquí, delante de todas las que somos aquí y las que no están pero están con el corazón y el pensamiento, les proponemos que acordemos seguir vivas y seguir luchando, cada quien según su modo, su tiempo y su mundo".

Día 4. “Aquí, delante de todas las que somos aquí y las que no están pero están con el corazón y el pensamiento, les proponemos que acordemos seguir vivas y seguir luchando, cada quien según su modo, su tiempo y su mundo”.

 

 

Sobre El Autor

(Chile, 1983) Ha jurado por lo más sagrado que no volverá a mudarse de casa, pero no puede evitarlo. En los últimos 5 años ha pasado por 20 departamentos distintos en tres continentes. Ha aceptado su espíritu nómada casi tanto como su dispersión, por lo mismo apuesta a trabajar como freelance. Nació en Arica, en una triple frontera entre el mar y la pampa. Quizás por eso le obsesionan las rutas migratorias y las historias de viajes. Luego de Ciudad de México y París, ahora se instala en Santiago de Chile sin idea de cuánto podrá soportarlo. Ha escrito para medios como La Tercera, El Comercio, Etiqueta Negra y Diario Público. A la radio llegó por casualidad, como en las cosas más importantes de su vida. Colabora con RFI.

Artículos Relacionados