Un corazón invernal en un cuerpo caribeño