Venezuela: mosaico de una confusión